GRAVEL | Explorando nuevas rutas - Lampa/Colliguay

Explorar rutas creo que debe ser de las partes más entretenidas de las experiencias. Cuando salen bien claramente y el Gravel nos ha tenido constantemente explorando.

Esta vez #elprimo @maxiflow90 se le ocurrió hacer el cruce desde Lampa a Curacaví, casi legendario del que habíamos escuchado hace mucho pero nunca habíamos concretado.

Revisando stravas y rutas, incluso el último registro gracias a los amigos de @gravelchile nos llevó a tomar la decisión de hacerla en un día.

Partimos desde Curacaví, por cuesta Lo Prado y luego Ruta 68 hasta noviciado, en donde tomamos camino hacia lampa. Ya en la entrada de Altos de Chicauma la paz era perfecta y básicamente no había nadie.

Empezamos la famosa subida y sus eternas curvas, a ritmo, conversando como tratando de sentir que subiamos y subiamos, más que mal se ascienden sobre 1.800 metros sólo en esa subida y se llega sobre los 2.000 msnm. Impresionante ver esas curvas que aparecen y aparecen, un camino que va hacia el norte que pareciera que nunca llegaríamos. Error relevante, le hicimos el quite a una pasada de agua bien abajo, más arriba dijimos, llegamos justos y al debe al hilito de agua que hay arriba de las curvas.

Luego de 3 horas efectivas coronabamos lo más alto del recorrido para cambiar de cerro y empezar a empalmar la bajada a Colliguay.

Una anécdota fue que almorzando arriba estaba sentado, en eso aparecen unos tipos, los #comandos completamente camuflados que me sustaron pues nunca los vi hasta que estuvieron muy cerca jajajajajaja. Todo esto mientras 5 cóndores daban un espectáculo a pocos metros del lugar.

Empezamos la bajada al valle intermedio y la montaña es montaña aqui o en los Andes, rocas por todos lados y nos empezabamos a dar cuenta que tal vez las bicis de Gravel no eran el ideal, pero sorteamos este primer trano largo de bajada, recargamos agua de dudosa calidad y empezamos a subir para dirigirnos a la bajada final. Piedras, caminatas, rejas y otras rejas hasta un sendero que finalmente conectaba con la bajada final.

La peor parte de gravel estaba por llegar, una bajada por sendero (espectacular para mtb) llena de rocas, llena. Debe haber sido nuestra peor exp. En estas bicis, más de 2 horas bajando, pasandolo mal, en cada parada nos mirabamos y decíamos quien no mandó a hacer esto, parecía que no bajabamos nada y que nunca se acabaría este sendero, que seguro en endurera hubiese sido un lujo. Para nuestra felicidad en la parte final se tornaba un poco más "fluido" y nos permitía al menos descansar manos y brazos, finalmente conectabamos con un camino de autos que nos llevaba a la carretera el "El Yuyo" la cual llegaba a El Molino en donde terminaría nuestra aventura, en el Kiosko músical.

No voy a negar que tengo un gusto dulce y amargo, el primero por lograr este cruce y las ganas de probarlo en una mtb, con menos kilómetros en el cuerpo y en la bici adecuada puede ser muy entretenido. Amargo por que fue duro, creo que ambos tuvimos malos momentos, pero no calzaron eso fue lo bueno, probablemente no lo hubiésemos logrado si coincidíamos.

Pero como siempre, lo comido y lo bailado no los quita nadie!

Les dejo los números de ese día!

125 km
2.505 de ascenso (según yo faltan 300 mts adicionales)
7:30 hrs efectivas
12 hrs totales
4.000 calorías